lunes, 13 de enero de 2014

Tras sinsajo - Capítulo 14

Me acerco hacia el y le acaricio la barbilla con suavidad; poco a poco me acerco hasta sus labios hasta rozarlos y le soy un corto beso, y luego uno más largo.
-Yo también te amo Peeta. -hago una pequeña pausa y sigo- Te amo como nunca lo he hecho y como nunca lo haré.
Peeta me mira con ojos desconcertantes.
-¿Es eso... -suspira y sigue- ...Real o no real?
Al escuchar sus palabras mil y un recuerdos atraviesan  mi mente, como su fuese una rápida película veo diferentes imágenes de los últimos años en mi cabeza. Y todos, o la mayoría de ellos son buenos, son recuerdos que me provocan una sonrisa.
-Real.
El responde con una sonrisa, al principio un poco vergonzosa, pero luego expresa felicidad.
-Gracias Katniss...
-¿Gracias? ¿Porqué? -sonrío mientras suelto una leve carcajada.
-No hay ningún porque, solo es por todo esto. -se levanta y se va salón, mientras me deja con una pequeña sonrisa.
Me quedo en el salón durante un tiempo, sin moverme y mirando a la nada, hasta que alguien llama a la puerta. Pero para cuando llego Peeta ya la ha abierto.
-Si claro, aquí esta.- dice Peeta al que esta fuera de casa. Al escucharme gira la cabeza y me mira sonriendo- Gale y Katniss han venido a buscaros a Prim y a ti.
-Ah si, se me había pasado y no estoy lista, lo siento... Si no te importa esperar un poco...
-No claro, esperaremos aquí. -responde sonriente, y mira a Peeta.- El nos hará compañía.
Peeta le responde con una sonrisa.
Subo corriendo a la habitación y abro el armario.
No tengo mucha ropa, así que decido coger algo simple; me pongo unos baqueros oscuros que me llegan justo a los tobillos, con una camiseta gris, unas cómodas botas de cuero negras, y un jersey negro por encima.
Decido recogerme el pelo en una larga trenza, al igual me la recogía hace tiempo, mucho tiempo mi madre. Pero hace años que me las apaño para hacérmela yo.
Me miro al espejo, y por un momento no veo a la Katniss de ahora, a la mujer en la que me he convertido. Veo a la Katniss de antes. Y esto me hace sentir a mi familia más cerca, a mi padre, a mi madre... A Prim.
Siento que un escalofrío me recorre el cuerpo, y antes de empezar a llorar de nuevo decido bajar al salón.
Respira hondo Katniss, y sonríe. 
Al bajar veo a Peeta y Gale sentados en un cómodo sofá, hablando como si fuesen amigos de toda la vida, y bueno, eso me hace alegrarme.
-¡Hola chicos! -los saludo como si nada, y los dos me saludan con la mano.- Ahora mismo llamo a Prim...
-Mamá estoy aquí. -me responde con una sonrisa.
-Entonces vamos. -dice Gale- ¿Peeta tu también vienes no?
Peeta me mira desconcertado, y le hago un gesto con la cabeza para que venga, pero el niega con la cabeza.
Sabe que Gale y yo queremos hablar sobre nosotros, y el no lo conoce como yo...
-¿Seguro? -insiste Gale.
-Si, seguro. Pasarlo bien.- se me acerca y me da un beso en los labios, y a Prim otro en la mejilla.- Adiós.


4 comentarios:

Claudia Everdeen dijo...

Ohh! Qué mono es Peeta:) Bueno como siempre PERFECTO no se que mas decirte... jajaja:) Me ha encantado y que sigas así y bueno espero ller el siguiente pronto!
Besoos:)

Everdeen dijo...

Oiii,mil gracias Claudia, eres un amor, jo :3
Un enorme besoooo!

Anónimo dijo...

cuando van apublicar mas capitulos muy buenos todos

Everdeen dijo...

Espero subirlos cuanto antes.
Muchas gracias ;)