martes, 3 de diciembre de 2013

Tras sinsajo - Capítulo 2

Hola Gale.
Estoy muy bien, y la gente del Distrito también; muchas
veces me suelen preguntar por ti, pero nunca sé qué responder...
Me alegré muchísimo de que me escribieras, de verdad.
Gale, yo también te echo de menos, probablemente más
de lo que tu crees. Pero después de como termino todo
no me he sentido capaz de escribirte, y de llamarte mucho menos.
Me alegro de que vuelvas, y así espero que arreglemos todo.
Más que irónico... Cuando me dijeron que tu hijita se llamaba
Katniss no me lo podía creer, y muchas gracias Gale.
Tu tambien me importas, y mucho.
Un enorme beso, y aquí te esperamos todos, en casa.

Después de cuatro horas escribiendo y escribiendo por fin me a salido una carta más o menos decente. Aunque a decir verdad todavía no me convence.
Nunca e sido esa clase de persona que expresa sus sentimientos, pero si Gale lo ha hecho por mi, yo también lo debería de hacer por él.
Escribiendo suelo ser fría, pero esta vez he intentado no serlo... Espero haberlo conseguido.
-Katniss, ya es tarde... Deberías de acostarte -me dice Peeta, con dulce voz.
Él siempre se preocupa por mi. Y tiene todo lo que ami me falta; su dulzura, su calma para todo, su tranquilidad y mil cosas más que podría decir.
-Enseguida voy, e terminado ya.
Y Peeta me responde con una sonrisa.
Preparo todo para mandárselo a Gale, y me voy a la cama.
Al llegar a nuestra habitación veo a Peeta quieto, como la piedra. Mira hacía la ventana, pero con la mirada perdida diría yo.
-Ya estoy- le digo alegre, pero no responde.- cielo, ya estoy.- Pero sigue sin responder.
Me coloco enfrente suyo, y me doy cuenta: le han vuelto a venir recuerdos.
Cada vez le pasa menos, pero cuando le pasa no se inmuta con nada, se paraliza totalmente.
El medico me dijo que tenía que hacerle recordar buenos recuerdos.
Me acerco hacia él, y tras suspirar muy hondo empiezo.
-¿Te acuerdas de cuando llegaste aquí? Yo estaba hundida, no era nadie, y no era capaz de moverme del salón. Todavía no sé muy claro por que, pero sería porque había perdido a todos… También pensaba que te había perdido a ti, pero apareciste, y entonces empezé a ser alguien, empezé a ser yo misma, gracias a ti ¿Te acuerdas?- Peeta todavía no responde, pero parpadea los ojos.- Peeta, si he podido armarme de valor para seguir en esta vida ha sido gracias a ti, por que sola jamás podría haber superado todo…
-Yo también te necesito
-Oh Peeta, has vuelto- le digo, mientras le abrazo muy fuerte.
-Gracias a ti Katniss.- vuelve a mirar por la ventana, hacía el oscuro cielo.- Me amas ¿Real o no real?
-Real.

6 comentarios:

Gabriela dijo...

Que capítulo tan ajjdosnwiebhskwñ!!!! :)
Besitos

Claudia Everdeen dijo...

Que bonito:) me encanta como escribes sigue asi:) ya te tengo afiliada besoos:)

Odair dijo...

Graciaas ;))) Un enorme beso!

Odair dijo...

Muchas gracias :))

Liagi dijo...

Es precioso, jo :')
Es muy asdfghjklñ
Sigue asiiii :)

Everdeen dijo...

Muchisimas gracias :)
Un beso!