martes, 10 de diciembre de 2013

Tras sinsajo - Capítulo 5




-Buenos días Katniss, ¿Qué tal has dormido?
Abro los ojos sin prisa, noto la suave luz que entra por la ventana y me da en los ojos todavía cerrados. Hoy a la noche ha llovido muchísimo, y el ambiente es húmedo aun. Al abrir los ojos siento un pequeño pinchazo en los ojos, será por la falta de sueño. Despacio, con mucha lentitud muevo mi cuerpo hacía el otro lado, hacía donde se situaba el.
-Buenos días guapo. -le digo despacito todavía. El acerca su fuerte mano, aquella manos que me dan tantísima seguridad. Me aparta el pelo de la cara y se queda mirándome fijamente a los ojos, y yo hago lo mismo. Me quedo hipnotizada mirando sus ojos, y como me suele pasar siempre, me vuelvo a perder en esos ojos que parecen el mar, un profundo mar.
Pero entonces veo que no puedo pasarme la mañana en la cama, y miro al reloj. No es tarde, pero si no nos movemos pronto se nos hará.
-Fue una fantástica noche cielo. Te quiero.
-Yo también te quiero.- y le respondo con un cálido beso.-Pero se nos ha hecho tarde, así que deberíamos de darnos prisa.- y me escapo entre risas hacía la cocina.
Cuando llego empiezo a sacar algunos cereales y cuatro cuencos cuando Peeta me dice que vaya a despertar a los niños, él nos preparará el desayuno.
Me dirijo hacía la habitación que comparten Prim y Gale.
- ¡Buenos días! - y los dos me responden diciéndome que tienen sueño.- Venga, que se nos hará tarde ¡venga!
Prim mueve el cuerpo incomoda, y me sitúo a su lado.
-Buenos días Prim, buenos dias... -me mira con los ojos muy abiertos.
-Bffff...- y respira muy hondo.- Voy...
-Luego intento hacer lo mismo con Gale, despertarle a el me a costado un poco más, bueno más que despertarle hacerle levantar.
Cuando los dos están por fin vestidos se acercan hacía la cocina, y para entonces Peeta ya nos tiene preparado un cuenco de cereales con leche para cada uno, también un vaso de zumo de manzana y uva, y un trozo de riquísimo pan con nueces.
Creo que el desayuno es mi comida favorita, es perfecto... Tenemos fruta, el riquísimo pan de Peeta, y cereales, y con suerte leche o yogur.
Me acuerdo que cuando era pequeña soñábamos con desayunar, pero ese solo era un lujo para los más ricos.
Me alegro de que Prim y Gale puedan disfrutar de este lujo...


2 comentarios:

Marta Sánchez dijo...

Genial pero porfavor un poco mas largos xD sigue así!!

Everdeen dijo...

Si, es que ahora no tengo mucho tiempo... Jeje lo siento :S
Gracias Marta!